La década de los sesentas significó un renacer de la literatura latinoamericana. Inevitablemente herederos del Popol Vuh e hijos de Martí, Darío y Asturias, cuatro insignes figuras emergen de entre las dictaduras, guerra fría, peronismo, Banana Republics, etc., el Boom latinoamericano lloraba para captar su primer hálito. No obstante, aquí solo cabe hablar de una de todas ellas, a mi parecer la más completa (literariamente hablando), Julio Cortazar.